IcoMoon, excelente directorio de iconos libres y cc

He encontrado una buena solución a mi problema eterno de encontrar buenos iconos para sitios web, documentos o presentaciones: icomoon.io.

IcoMoonA pesar de lo mucho que uno busca, a veces no encuentra. Tener iconos de uso libre, variados, homogéneos y de buena calidad para usar en lo que necesite es un problema que nunca había sido capaz de resolver. La típica búsqueda de sets de iconos gratuitos te lleva a montones sets con pocas e insuficientes imágenes, que no se pueden combinar porque son muy diferentes visualmente, que no te dejan clara la licencia de uso.

Hace tiempo que había encontrado Font Awesome, una fuente tipográfica de iconos simbólicos, que me encanta. Pero es una fuente. Para el no experto, convertirla a imágenes es complicado.

Finalmente he encontrado icomoon.io, un directorio de fuentes icónicas con varias ventajas. Todas las fuentes son lo bastante parecidas visualmente (similares a Font Awesome, que está incluida) para trabajar juntas. Las licencias son explícitas. Y, finalmente, convierte las fuentes a imágenes individuales en formatos SVG o PNG, fáciles de usar en un programa de ofimática, de dibujo o en un sitio web.

El uso de la página es algo enrevesado. Para empezar, hay que acceder a la sección “App”, que es el directorio web y no una versión móvil. Una vez ahí, añades los sets de iconos que quieras a tu biblioteca, y dentro de ésta puedes seleccionar iconos individuales para exportar. Finalmente podrás descargar un archivo comprimido con los iconos en formatos SVG y PNG.

El conocimiento en 2013, predicho en 2008 por Juan Freire

Presciencia (las negritas son mías):

en mi opinión existen tres futuros alternativos para la gestión del conocimiento en la era 2.0:

  1. Un futuro caótico y pesimista, donde los comisarios acaban por fracasar dando lugar a una crisis derivada de la sobreabundancia de contenidos y la falta de autoridades tradicionales.

  2. Uso productivo de internetUn futuro basado en nuevas formas de control, en el que algunos de los actores relevantes en estos procesos (desde los proveedores de acceso a las redes de telecomunicaciones a los grandes proveedores de contenidos y de servicios digitales) consigan limitar, por medios tecnológicos, económicos o legales, la capacidad de acceso y remezcla de contenidos digitales por parte de los usuarios. Estos nuevos actores podrían convertirse en comisarios impuestos.

  3. Alternativamente, un futuro de abundancia y libertad en que los usuarios, pero también las empresas, las marcas y todo tipo de organizaciones, con la formación tecnológica e intelectual adecuada, puedan construir sus propios filtros y autoridades para manejar los flujos continuos de información que caracterizan la web 2.0 y extraer conocimiento útil para cada momento.

Lo dijo Juan Freire (por quien declaro abiertamente sentir la mayor admiración y deberle montones de ideas) en ¡Soitu! (Soitu molaba) en ¡¡¡2008!!!. Artículo original.

Cinco años después, veo evidente que el usuario medio vive en el segundo escenario, de la mano de las grandes empresas del sector tecnológico que no quieren otra cosa que ser los comisarios inevitables. Y una minoría de usuarios avanzados vive en el tercer escenario; algunos de ellos actúan a favor del escenario segundo; otros intentan que la formación para construir los propios filtros se extienda a toda la gente posible.

(Esta entrada surge a raíz de la conversación anterior sobre Difusión Selectiva de Información.)

Difusión selectiva de información

Javier Leiva Aguilera ha hecho público su trabajo Redefinición del servicio de DSI utilizando RSS y herramientas de la red social, que aporta una perspectiva académica y rigurosa a los temas que aquí, como en cualquier blog personal, suelo comentar con entusiasmo pero sin ese rigor en el método.

El texto habla de la Difusión Selectiva de Información, concepto académico y formalizado que va mucho más allá de la mera curación de contenidos. Establece su marco histórica, justifica su actualidad, y estudia la tecnología disponible para construir un sistema automatizado para DSI, basándose en RSS para la captación y redes sociales para la difusión.

Sólo quiero añadir una cosa al extenso texto de Javier Leiva, y es que me desconcierta un poco que examine las herramientas más conocidas, y al comprobar que ninguna cumple las condiciones óptimas, no siga buscando hasta encontrar una que lo haga. Puede que se deba a la diferencia entre un enfoque académico y un enfoque práctico. Por eso, añado que hay otros lectores de noticias que sí generan RSS de salida (con diferentes características), como Tiny Tiny RSS, InoReader, Commafeed o Feedspot, y marcadores sociales que hacen lo mismo, como Semantic Scuttle.

Muchas gracias por hacer público este trabajo. El concepto de DSI será una pieza  importante en mi esquema mental de la lectura masiva de noticias.

Lo incuestionable

Minientrada

Siempre que oigo hablar de liderazgo pienso en lo mismo:

Los ganadores tienden a sobrevalorar la influencia de sus cualidades y sus aciertos personales en su propio éxito.

Los perdedores tienden a sobrevalorar la influencia del entorno y los factores incontrolabes en su propio fracaso.

¿Quién tiene la voz cantante en la sociedad? ¿Quién disfruta de más visibilidad, de más influencia? ¿Quién es escuchado cuando explica sus ideas, sus modelos? Los ganadores.

Y el liderazgo es un modelo de relación entre ganadores y perdedores.

*

Ahí queda el hilo, no tiraré más. Pasaré la próxima semana apartado de todo lo rutinario, inmerso en uno de los mejores libros jamás escritos sobre la paralizante seducción de lo conocido, lo incuestionable, lo cierto. Espero acordarme de salir para comer.

Noticias del RSS – Agosto 2013

Icono RSSDesde el anuncio del cierre de Google Reader el pasado marzo, se han producido más movimientos y desarrollos en el ámbito de los agregadores de noticias que en los 8 años anteriores. Puede que sea pronto para afirmar que vamos a entrar en una era dorada para el RSS, pero la muerte del RSS parece más inverosímil hoy que en febrero.

 

No-cierre de The Old Reader

The-Old-ReaderEn marzo de 2013, cuando se anunció el cierre de Google Reader, The Old Reader era un pequeño servicio desconocido de pocos meses de vida, creado expresamente para el uso de sus propios programadores y sus amigos, cuyo principal objetivo era replicar el funcionamiento de Google Reader en los viejos tiempos (cuando tenía funciones sociales).

En el tumulto posterior al anuncio de Google, muchos bloggers y periodistas tecnológicos apuntaron a The Old Reader como posible alternativa, basándose principalmente en su parecido con Google Reader. El servicio se convirtió en uno de los principales beneficiarios del cierre de Reader y una de las alternativas más populares, y registró un enorme crecimiento del número de usuarios.

El 29 de julio, los creadores de The Old Reader anunciaron que cerrarían el servicio, borrando todas las cuentas de usuario creadas después de marzo. El motivo: no tenían recursos (ni hardware, ni personas, ni tiempo) para atender a tantos usuarios. El servicio iba lento y los programadores pasaban la mayor parte de su tiempo de ocio corrigiendo sus fallos. La única alternativa al cierre era su adquisición por una empresa que pudiera dedicarle los recursos necesarios.

Menos de una semana más tarde, el mismo equipo anunciaba que The Old Reader continuaría siendo un servicio abierto y gratuito como hasta entonces, radicado legal y físicamente en Estados Unidos, con una capacidad muy incrementada. Aún no se ha anunciado quién paga este crecimiento, pero la migración a servidores más potentes en Estados Unidos ya se ha realizado con éxito.

Dos conclusiones:

  • Numerosos bloggers y medios tecnológicos han demostrado una preocupante cortedad de miras. The Old Reader era elogiado por un valor consistente en su parecido con Google Reader. Otras consideraciones ni siquiera cruzaron la cabeza de estos autores, como la trayectoria del servicio, el modelo de negocio que lo sostenía, la organización o la comunidad que lo apoyaba,…
  • Sea quien sea el que ha adquirido The Old Reader, es alguien que ha apostado a la demanda futura de lectores de RSS, que ha afirmado que el RSS no va a morir de la forma más rotunda: poniendo dinero sobre la mesa.

 

Flipboard avanza hacia versión web

FlipboardFlipboard es una de las aplicaciones que más han cambiado el panorama del RSS en los últimos años, introduciendo el modo de lectura en formato de vistosa revista, con integración de redes sociales, contenido destacado de medios asociados con Flipboard, y algoritmos para determinar lo que más puede interesar al lector. Es decir: Flipboard ha sido el modelo de los agregadores espectaculares para lectores pasivos.

Y tras el cierre de Google Reader, Flipboard da un paso enorme que puede interpretarse como una expansión de su modelo o como un cambio fundamental en este. Flipboard es una aplicación exclusiva para tabletas y móviles (iOS, Android y Windows). Pero ha lanzado su primera aplicación web pura, accesible desde cualquier navegador en cualquier dispositivo: Flipboard Magazines, que permite a cualquier usuario publicar una selección de sus lecturas en la web de Flipboard, en su característico formato espectacular.

Es decir, una herramienta de curación de contenidos. Por ahora la propia aplicación de Flipboard sigue siendo exclusiva de móviles y tabletas, pero se espera que Flipboard tenga lista una versión web completa con todas sus funciones para finales de 2013 o en 2014.

El público de los lectores tradicionales de RSS tiende a ser usuario experto de internet, con interés en la tecnología, seguidor algo completista de decenas o cientos de fuentes de información. Flipboard viene de un entorno diferente: las tabletas, usuarios básicos que no quieren el lector para comprobar todo lo que se ha publicado sino para matar ratos con algunos titulares, y que no comprenden el concepto de RSS. Y Flipboard tiene una relación con los grandes medios online muy diferente que la que tenía Google Reader o cualquier otro agregador de RSS tradicional. Por eso, cuando Flipboard entre al sector de los agregadores web, será un actor fundamentalmente distinto a los anteriores, y por tanto puede representar un cambio muy importante.

 

Hootsuite añade lector de RSS

hootsuiteHootsuite, un servicio de gestión integrada de redes sociales altamente popular, ha añadido su propio lector de RSS integrado. No es por tanto un lector de RSS puro, sino una opción básica pero que proporciona utilidad a un sistema mayor: es decir, que sirve a los que ya utilicen Hootsuite. Debo decir, en mi caso, que la experiencia ha sido poco satisfactoria.

Pero lo interesante es que terceras partes que antes no se planteaban integrar un servicio propio de lectura de RSS, porque todo el mundo usaba ya Google Reader, ahora prefieren crear su propio lector para sus usuarios, en vez de ceder esa función al actor dominante. Es un desarrollo alentador.

 

Otras noticias de los últimos dos meses han sido:

  • El lanzamiento de una versión web pura de Feedly (Feedly Cloud), que no requiere instalar una extensión en el navegador.
  • Lanzamiento de la versión de pago de Feedly. Por un precio de 5$ al mes, Feedly Pro ofrecerá conexión vía https, soporte preferente, integración con Evernote y búsqueda de texto. Lo comentaremos con más detalle.
  • Facebook prepara un lector de noticias. Pero no se basará en RSS. El RSS es un nicho demasiado pequeño para interesar a Facebook. Tiene cierta lógica: existen tantísimos sitios web que sindican sus contenidos directamente a Facebook además de RSS, que Facebook probablemente pueda proporcionar las fuentes de forma interna. Y usar el RSS haría menos dependientes a los usuarios.
  • Una nueva explicación para el cierre de Google Reader ha emergido: nadie quería trabajar en Reader, en especial nadie quería dirigir el proyecto de Reader, porque nadie gana puntos trabajando en proyectos que al jefazo le dan igual.
  • Ah, se me olvidaba. Ya ha cerrado Google Reader.

Google News en Alemania

Minientrada

Anoto brevemente la evolución del se aprobó una ley que obliga a los buscadores a pagar, en cumplimiento del copyright, por publicar un enlace y un extracto de las noticias publicadas originalmente en los medios. Sin embargo, Google parece haber conseguido dejar la ley sin efecto: en lugar de pagar, ha convertido Google News en Alemania en un servicio opt-in, no opt out. Los medios alemanes, de partida, no están presentes en Google News, tienen que solicitarlo expresamente, autorizando a Google a difundir sus artículos sin pagar. ¿El resultado? De momento, parece que los medios alemanes se han apuntado masivamente a Google News, con pocas excepciones.

¿Interpretación? Si los medios han optado por estar presentes en Google News, ¿no indica eso que Google News es beneficioso para ellos, no perjudicial? ¿Pedirían estar en Google News si el servicio representara una pérdida de ingresos neta para ellos? No. Google News no les arrebata ingresos, pero los editores vieron que, con el apoyo de los legisladores, tenían una posibilidad de apropiarse de una parte de los ingresos de Google.

La noble lucha por el derecho a la información de calidad queda, pues, desenmascarada como una sórdida pelea entre empresas por comerse el pastel unas a otras, usando al Estado como arma.

La pérdida de ingresos real que aqueja a los periódicos tradicionales no viene de Google ni de ningún otro servicio ni sitio web: viene de internet y de un cambio en la demanda de los lectores. Y contra eso va a ser mucho más difícil movilizar a los legisladores.

prism-break.org

Minientrada

En prism-break.org hay disponible una extensa relación de alternativas a software y servicios online supuestamente involucrados en el programa PRISM de espionaje denunciado por Edward Snowden.

Independientemente de la motivación, del interés particular* que cada uno pueda tener por este caso, y de la valoración personal del riesgo de utilizar estos servicios, lo cierto es que es una excelente lista de software libre, didáctica, con ayudas, fácilmente navegable y amplia.

*Mi opinión personal: me escandaliza cómo el asunto de PRISM, tras la indignación inicial por la participación de varios gigantes de internet, ha sido replanteado en términos de espionaje de la guerra fría, cubriendo a aquellos gigantes de internet con un piadoso velo de olvido.

Entretenimiento ligero: nos electriza borrar tus datos

Minientrada

Lo que se dice clavarla en la diana. Aquí tienen el resumen perfecto de ese excitante mundo que nos espera a la vuelta de la esquina, donde el acqui-hiring es la carrera profesional estándar, nos indignamos con que los gigantes de internet proporcionen los datos de los usuarios a los espías gubernamentales pero no hacemos nada al respecto, y los monopolios son los que nos garantizan independencia.

Our Incredible Journey es ese resumen, el epítome de la farsa cool de internet, por qué no te puedes fiar de los grandes de internet, y de las startups tampoco. Irónicamente, en tumblr.

(vía adactio.com)

Tutorial de lectura masiva de noticias: 11) Conoce los riesgos del agregador

Icono RSSEl lector de noticias es una herramienta de control personal del flujo de información. Reduce la necesidad de acudir a fuentes dispersas, sustituye la comprobación periódica de las fuentes por la lectura únicamente de los nuevos contenidos, permite clasificar temáticamente las fuentes, archivar la información, buscar y filtrar… separa el contenido del formato y de contenidos adicionales (como publicidad) y, en definitiva, da mucho más poder al lector sobre su consumo personal de información.

Pero los agregadores de noticias, por su propia potencia y por los sesgos incorporados a su diseño, pueden fomentar malos hábitos. El lector, al final, puede acabar creándose un problema de sobrecarga informativa tan grave como el que tenía antes (cuando visitaba infructuosamente muchos más sitios web y veía mucha más publicidad).

 

La causa del problema

El mal hábito fundamental es suscribirse a un número alto de fuentes, que tengan mucha actividad, de manera desorganizada y pretendiendo leer todo lo que publican.

El uso del agregador genera un importante ahorro de tiempo y mejora de la organización al leer nuestras fuentes. Además, nos permite empezar a seguir una fuente sin que ni siquiera sea necesario conservarla en nuestra memoria. Por ambos motivos, muchos usuarios desvalorizan el acto de suscribirse, dejan de darle importancia y se suscriben irreflexivamente; con lo que llegan, gradualmente, a tener en el lector un número de fuentes y de novedades diarias que les producen ansiedad.

Nuestra capacidad no es infinita, ni, en general, tenemos el entrenamiento apropiado para manejar grandes volúmenes de información. Necesitamos conocer pautas de utilización productiva para el agregador. Mucha gente se ha enfrentado a estos problemas anteriormente, y ha llegado a soluciones válidas.

 

Pautas a evitar

  • Medios masivos y generalistas: se caracterizan por una frecuencia de publicación muy alta y una baja proporción de contenido interesante para nosotros (inevitablemente, muchos temas no nos interesarán). Al suscribirse a estas fuentes se obtiene un flujo que puede aportar poca información útil, y puede ahogar a otras fuentes de mayor utilidad. Por eso, es imprescindible evitar suscribirse a demasiadas fuentes de este tipo. La “importancia” que estas fuentes puedan tener socialmente (por ser los medios de comunicación más relevantes para la opinión pública, por ejemplo) es un criterio irrelevante: no tenemos suficiente capacidad.
  • No organizar adecuadamente las fuentes: se pueden utilizar diferentes criterios: temático, importancia o autoridad de la fuente, frecuencia de actualización. Sea cual sea el criterio elegido, lo importante es separar las fuentes de acuerdo con los hábitos de lectura que tengamos con respecto a cada una. Por ejemplo, sería un grave error y un problema de productividad mezclar los dos tipos siguientes de fuentes:
    • Organización de fuentes RSS

      Organización de fuentes, separando las filtradas del resto

      Fuentes con alta frecuencia de publicación, de las que nos interesa una pequeña parte del contenido.

    • Fuentes con baja frecuencia de publicación, de las que nos interesa todo el contenido.
  • Pretender leerlo todo: este es el error más grave de todos. No hay que tener miedo de ignorar ítems que están sin leer, ni de limpiarlos sin haberlos leído. Los programas de lectura de RSS tienden a enfatizar el número de elementos sin leer y a aumentar la ansiedad del usuario por estar perdiéndose cosas. Contra eso, conviene recordar el carácter transitorio de la mayoría de lo que se publica, y recordar también que a diferencia del correo electrónico, la información del agregador de noticias no está dirigida directamente a nosotros.
Contador de RSS

El contador de elementos no leídos: PREFERIBLE IGNORAR

Hay una excepción a esta última pauta: cuando nuestro trabajo es asegurarse de detectar determinados contenidos (por ejemplo, menciones a nuestra empresa en prensa) exhaustivamente. Para eso, deberíamos utilizar un lector de noticias avanzado, con capacidad de filtro y búsqueda: no deberíamos pretender leerlo todo por nosotros mismos.

 

Pautas productivas

Los siguientes casos de uso son los que más partido le sacan al RSS, sin caer en sus peligros:

  • Fuentes de actualización esporádica: el RSS ahorra mucho trabajo a la hora de chequear un gran número de fuentes que no se actualizan con mucha frecuencia. Por ejemplo: las páginas con las notas de prensa de un gran número de empresas de un determinado sector (nuestros competidores, nuestros proveedores…).
  • Fuentes que nos interesan íntegramente: el RSS también es útil cuando queremos asegurarnos de que nada que publique una fuente determinada se nos escape. Por ejemplo, las noticias de nuestro competidor más crítico, el principal medio online del sector en el que trabajamos, o el blog personal de un amigo.
  • Fuentes filtradas: si utilizamos un agregador avanzado con capacidad de filtrado automático, búsquedas guardadas, etc., y acotamos bien los criterios que nos interesan, podemos hacer seguimiento de un gran número de fuentes con alto volumen de publicación… configurando los filtros para ocultar todo salvo un reducido número de artículos con alto potencial para interesarnos.
  • Fuentes de tráfico elevado: este tipo de fuentes sólo son recomendables si las seguimos en número limitado, y si hacemos una lectura relajada y superficial, mirando titulares y leyendo lo que nos interese pero sin preocuparnos de leer exhaustivamente las publicaciones.

Para ser productivos, es importante tener bien organizados estos cuatro tipos de fuentes. Sobre todo, no mezclar las fuentes de interés exhaustivo con las fuentes de interés superficial.

 

Conclusión

La infoxicación asociada al uso de un lector de RSS es, casi siempre, causada por malos hábitos del usuario, y por tanto perfectamente evitable. El uso de cualquier herramienta potente (y el agregador es una de las herramientas personales más potentes de la web) conlleva conocimiento de la misma, precaución y responsabilidad.

Tutorial de lectura masiva de noticias: 10) Alcance de los canales RSS

Feed-RSS-icon-derroteroLos sitios web más sencillos tienen una única fuente RSS, con su propia URL, donde se difunden cronológicamente todos los nuevos artículos de la web. Pero en este tutorial veremos que las posibilidades van mucho más allá de un RSS por cada web.

 

RSS global

Es el concepto más sencillo. Una web que publica artículos cronológicamente proporciona una fuente RSS que contiene todos los artículos publicados en la misma.

 

RSS por secciones

A menudo, las páginas web clasifican los artículos que publican de acuerdo a diferentes criterios. Un periódico puede tener secciones; una empresa puede tener una página de notas de prensa y otra página de artículos publicados en medios de comunicación; un blog puede tener categorías y etiquetas.

Hay muchas razones por las que a un lector puede interesarle seguir las publicaciones en una sola de las secciones, no en todas. Por ejemplo, está especializado en un tema y quiere seguirlo en todos los medios importantes; piensa que el autor de un blog es mucho mejor escribiendo sobre ciertos temas que sobre otros; etc. En este caso, lo que le vendría bien a este usuario es tener un RSS limitado a una sección del sitio web cuyos contenidos le interesa seguir. Y, afortunadamente, esto ocurre en gran cantidad de casos.

Esto es típico de la prensa online. Además del RSS global para todas las noticias, si el medio no es pequeño, lo normal es que haya al menos un RSS para cada sección. Por ejemplo, en un medio generalista, secciones como Local, Nacional, Internacional, Economía, Cultura, Deportes. A menudo, el enlace de RSS en la página principal de un gran medio lleva a un directorio de todos los RSS diferentes que el medio proporciona.

elmundo.es

Pero el software más usado para crear páginas web también suele generar RSS diferenciados para las secciones. Por ejemplo, WordPress genera un RSS para cada categoría y para cada etiqueta de entradas.

En algunos casos, los autores de los artículos (en webs con más de un autor) también tienen páginas propias, a modo de secciones, con todos sus contenidos, y generan RSS propios.

 

RSS de resultados de búsqueda

Una opción muy interesante es obtener los resultados de una búsqueda en formato RSS. Usando el buscador interno de un sitio web se obtienen los resultados que cumplen determinado criterio, en orden cronológico inverso. A medida que se vayan publicando nuevos artículos que cumplan ese criterio, repetir la búsqueda arrojaría esos nuevos resultados.

Pero si tenemos un RSS de esa página de resultados, podremos suscribirnos. Cada vez que el programa lector de RSS compruebe esa suscripción, será como repetir la búsqueda, y así sabremos cuándo esa página publica nuevos artículos que cumplan el criterio. Esto es extremadamente útil, por ejemplo, para hacer el seguimiento de un tema en webs determinadas de alto impacto informativo, mucho público, o muy importantes para la opinión pública.

No hay muchas páginas cuyo buscador interno proporcione RSS, pero merece la pena hacer la comprobación. (Google antes proporcionaba abundantes RSS en muchos de sus servicios, pero los ha ido eliminando paulatinamente). En el ámbito español podemos destacar dos medios periodísticos de gran importancia: El País y Europa Press.

El País - RSS de búsquedas Europa Press - RSS de búsquedas

RSS de conversaciones

Las utilidades más populares para la gestión de páginas web, como por ejemplo WordPress o Drupal, pueden generar RSS de los comentarios nuevos que reciben los artículos publicados en el sitio. Puede haber un RSS global para todos los comentarios, pero también RSS específicos para los comentarios publicados en cada uno de los artículos. Esto permite hacer un seguimiento muy fino de contenidos que vigilar (por ejemplo, suscribirse a los comentarios en artículos en los que uno mismo haya comentado).

Un concepto similar son los foros de discusión. En muchos casos nos encontraremos canales RSS diferentes para cada hilo de mensajes del foro.

 

¿Y las redes sociales?

El uso de RSS en las redes sociales es un tema amplio que merece más atención, pero, generalizando, se puede afirmar que las principales redes sociales, que inicialmente proporcionaban canales RSS para diferentes secciones (por ejemplo, para las actualizaciones de cada usuario), han ido suprimiendo paulatinamente este modo de suscripción. El modelo de negocio de las principales redes sociales pasa por controlar la experiencia del usuario y animarle a visitar la red, a pasar cada vez más tiempo en la red, a filtrar cuanto sea posible la experiencia de internet del usuario. El RSS, que divorcia el contenido de la web donde se publica originalmente, es poco coherente con esta estrategia.

 

Descubrir la dirección del RSS

A veces el sitio web no ofrece ningún canal RSS a la vista, ni enlazado en la propia página, ni detectable por el agregador. Eso no significa, sin embargo, que no exista y no podamos acceder a él. Por lo general, los diferentes sistemas de gestión de contenidos que se usan para generar páginas web (como WordPress, Drupal o Joomla) generan canales RSS por defecto, y las URLs para acceder a esos canales siempre se construyen igual.

Veamos el ejemplo de WordPress. Este software permite acceder a cualquier listado de artículos en formato RSS, ya sea la lista global de todos los artículos publicados, el listado de una categoría o de una etiqueta, e incluso resultados de búsqueda. Hay dos formas de visualizar la versión en RSS de estos listados:

  1. Añadiendo /feed a la URL. Usamos este método si la URL no contiene parámetros, sólo diferentes “directorios” en una ruta. Por ejemplo, el tutorial que está leyendo en este blog pertenece a una categoría de WordPress cuya URL es la siguiente:

    http://www.derrotero.net/blog/category/experiencias/lectura-masiva-de-noticias/

    Para visualizar esta categoría en RSS, añadimos /feed a la URL:

    http://www.derrotero.net/blog/category/experiencias/lectura-masiva-de-noticias/feed

  2. Añadiendo &feed=rss2 a la URL. Usamos este método si la última parte de la URL contiene parámetros. Por ejemplo, si usamos el buscador de este blog para buscar la palabra “tutorial”, la página de resultados tiene la siguiente URL:

    http://www.derrotero.net/blog/?s=tutorial&submit=Buscar

    Para visualizar esta categoría en RSS, añadimos &feed=rss2 a la URL:

    http://www.derrotero.net/blog/?s=tutorial&submit=Buscar&feed=rss2

No es necesario acordarse de estos métodos. Basta con saber que existen, y saber buscar las instrucciones para ejecutarlos. Por ejemplo, si no nos acordamos de cómo crear el canal RSS para una búsqueda, preguntamos a Google “wordpress search feed”, y el primer resultado ya contiene una explicación sistemática.

 

En un próximo tutorial veremos una posibilidad más avanzada: crear un canal RSS para una página que no lo tiene.

WordPress multilenguaje: mi experiencia con Polylang

WordpressEn el Codex de WordPress hay una exhaustiva página sobre las webs en múltiples idiomas con WordPress, que describe varias opciones para crear un sitio de esas características; recomiendo su atenta lectura. En este artículo voy a hablar de mi experiencia con el plugin gratuito para múltiples idiomas que (como ya escribí antes) yo he utilizado, Polylang.

Lo primero que quiero comentar es cómo guarda sus datos Polylang: las traducciones, como páginas o entradas independientes; las relaciones entre los diferentes idiomas, en nuevos campos de datos.

Como cualquier plugin que añade nuevos tipos de datos a WordPress, Polylang tiene que crear estructuras ad hoc en las bases de datos; estructuras que se borrarían al desinstalar el plugin, llevándose la información almacenada en ellas. Pero Polylang, en esas estructuras propias, sólo guarda los metadatos de las traducciones: por ejemplo, las equivalencias entre una página en un idioma y la misma página en otro idioma. Los contenidos traducidos se guardan en estructuras estándar de WordPress: cada traducción de cada página, cada entrada, cada menú o cada widget es una página, entrada, menú o widget diferente. Eso significa que, en caso de borrar el plugin, las traducciones (un trabajo especializado y valioso, que en muchos casos pueden haber sido pagadas) se conservarán.

Las siguientes son algunas de las funciones que Polylang permite (la descripción y las capturas de pantalla corresponden a Polylang 1.1.5 con WordPress 3.6.1):

 

Páginas y entradas

  • Polylang

    Idioma seleccionado y equivalencias al editar una página o entrada.

    Asignarle un idioma a cada una, y establecer equivalencias entre ellas
    Ejemplo de una equivalencia: “Quiénes somos” = “Who we are” = “Quem somos”.

  • Para ello dispone de un interfaz sencillo (aunque algo saturado a veces), tanto en la edición de páginas y entradas como en el listado de páginas y entradas, donde podemos ver las traducciones y añadir una nueva.
  • Al instalar el plugin, se pueden asignar todas las páginas y entradas antiguas al idioma por defecto, con un solo clic.
Polylang

Idioma seleccionado y equivalencias en la lista de páginas o entradas.

Widgets

  • Especificar que deben aparecer cuando las páginas estén en un idioma concreto, o en todas las páginas de todos los idiomas.
  • Para ello, cada widget tiene un selector.

    Polylang

    Selector de idioma en el widget

Menús

  • Asignarle un idioma a cada menú.
Polylang

Configuración de idioma de un menú

 

Diferentes cadenas de texto

  • Traducir textos como el título de la página o la descripción, y modificar el formato de fecha para cada idioma.
  • Incluso puede funcionar con cadenas no estándar de WordPress, como las proporcionadas por ciertos temas o plugins.
Polylang

Traducción de cadenas de texto

 

Conmutador de idioma

  • Polylang

    Widget conmutador de idioma

    El conmutador puede incluirse fácilmente en un menú o como widget. También es posible añadirlo a la plantilla PHP.

  • Si se usa el conmutador estando en una página o entrada, llevará a la página o entrada equivalente en el otro idioma. Si ésta no existe, llevará a la portada en ese idioma.
  • El conmutador puede mostrar los nombres de los idiomas, las banderas, o textos personalizados.

 

URLs:

  • Es posible configurar que el nombre o código del idioma aparezca en la ruta de cada URL (de acuerdo con el idioma de la página), o no. Por ejemplo: ejemplo.com/EN/who-we-are.

 

Mi opinión personal es que es una opción excelente para una cuestión, la de las traducciones, que presenta muchos problemas y debe tratarse con esmero. Es un plugin en desarrollo activo, con cerca de 100.000 descargas a fecha de este artículo y una valoración alta. La posibilidad de borrar el plugin y conservar los textos es decisiva si uno no quiere estar atado a un plugin para siempre.

Al instalar el plugin, actualizarlo, añadir opciones o contenidos, nunca ha ocurrido un cambio inesperado o que no fuera inmediatamente evidente, y nunca se me ha generado ninguna clase de problema (por ejemplo, URLs que dejen de funcionar). Las opciones por defecto me han parecido muy bien pensadas.

Sólo tengo dos pegas que ponerle. Uno sería la posible incompatibilidad con otros plugins, por ejemplo, Relevanssi. El otro sería su rendimiento: chequeando el rendimiento de todos los plugins con P3, Polylang resulta ser el más pesado en la instalación que he probado, casi tanto como los dos siguientes juntos; sin embargo, esa lentitud relativa es imperceptible al usuario (en este caso, alrededor de una décima de segundo).

Twitter elimina los canales RSS

Minientrada

Icono RSSTwitter ya no genera canales RSS de usuarios, listas, o búsquedas. Para los pocos que aún se resistieran a entrar en el jardín vallado de Twitter y que prefirieran recopilar información de la red social a través de sus canales RSS, esa puerta acaba de cerrarse con la retirada de la versión 1.0 de su API. Los antiguos enlaces que accedían al RSS generan el siguiente mensaje:

<error code=”68″>The Twitter REST API v1 is no longer active. Please migrate to API v1.1. https://dev.twitter.com/docs/api/1.1/overview.</error>

¿La explicación?

we’ve decided to discontinue support for XML, Atom, and RSS, which are infrequently used today

“Infrecuentemente” en este caso quiere decir “por una minoría de millones de usuarios, a menudo entre los más avanzados y exigentes”.

La posibilidad de tener un único sitio global de captación de información, un único agregador, perfectamente factible cuando el estándar RSS era respetado, desaparece a medida que las grandes redes sociales son plataforma de generación de más y más contenido propio, y descubren los beneficios para sí mismas de mantener ese contenido encerrado en un jardín vallado… ante la pasividad (o el aplauso) de los usuarios.

Búsquedas imaginativas: traduce tu búsqueda a un idioma que no conozcas

La Torre de Babel de Bruegel, vía rpi virtuellCC BY 2.0

La web es un medio basado en el texto; buscar en internet se hace mediante texto; por tanto, lo lógico es pensar que necesitamos conocer el idioma en que buscamos para hacer una búsqueda con buenos resultados. ¿O no es así?

Pues lo cierto es que no. Dependiendo del tema y de la necesidad, se puede obtener mucha información útil de la web usando idiomas que no conocemos. No tenemos que cerrarnos a nuestra pequeña esfera idiomática.

Hay muchos casos en los que nos interesa información extranjera en otros idiomas, pero aquí vamos a poner el ejemplo de que deseemos investigar sobre una actividad de negocio que ya exista en otros países, pero apenas o nada en el nuestro.

 

Ejemplo 1: cafetería para niños y mayores, en alemán

En el primer ejemplo, nos interesa abrir una cafetería con una zona especial para niños.

¡Qué idea tan centroeuropea! Así que queremos saber cómo son ese tipo de cafés en Alemania (donde seguro que ya están inventados).

¿Cómo los encontramos si no sabemos alemán? Traduzcamos. Buscamos en cualquier idioma que conozcamos (no sólo el nuestro) la expresión que describa más exactamente la idea que buscamos, la frase hecha que use todo el mundo o el tecnicismo de los expertos.

Dado que el negocio que nos interesa no parece existir apenas en España, es más probable el éxito si empezamos directamente en otro idioma. Por ejemplo, traduzcamos al alemán las expresiones ‘café pour enfants et parents’ o ‘cafe por children’.

Usando el traductor de Google, el resultado sería ‘Café für Kinder und Eltern’. Incluso si no se conoce el idioma en cuestión, un poco de cultura general y de filología nos viene bien: ‘kinder’ significa niño. El siguiente paso es introducir esta expresión traducida en el buscador de Google.

Y salta la sorpresa, porque el buscador de Google ya es capaz de detectar sinónimos. En los resultados al buscar por ‘Café für Kinder und Eltern’ no encontramos destacada esa expresión, sino locuciones como ‘Eltern-Kind-Café’. ¿Será esa la frase hecha que buscamos? En efecto.

Lo mejor es que si curioseamos con atención, entre los resultados van apareciendo nuevas alternativas que podemos probar. ¿‘Kinder café’? ¿‘Child friendly cafe’ (en inglés)? Traducimos, buscamos, usamos el filtro de idioma en las opciones avanzadas de Google…

Las páginas que encontramos están en alemán, por supuesto, pero un poco de navegación con curiosidad nos permitirá encontrar listados hechos por usuarios o periodistas, galerías de fotos, webs con versión en inglés, e incluso un foro de ingleses en Alemania comentando la posibilidad de abrir precisamente ese negocio. Las webs en alemán están diseñadas igual que en cualquier otro idioma, y es fácil distinguir la web de un negocio de una revista online, clicar en todos los enlaces de un menú buscando una posible página de fotos, etc.

 

Ejemplo 2: tienda de videojuegos, en japonés

Vayamos aun más lejos. Al fin y al cabo, el alemán es un idioma familiar, europeo, utiliza el mismo alfabeto que el español.

En este ejemplo nos interesa abrir una tienda de videojuegos. ¿Cuál es el país líder de los videojuegos? Japón. Es probable que las tiendas de videojuegos japonesas sean enormes y tengan mucho interés en cuanto a decoración, servicios…

Los pasos a dar serían los mismos que en el ejemplo anterior: buscamos la mejor expresión en nuestro idioma u otro idioma que conozcamos (‘tienda de videojuegos’, ‘videogame store’), lo traducimos al japonés con el servicio online que prefiramos, e introducimos el texto resultante en un buscador.

Pero entonces nos encontramos que los resultados están en garabatos ilegibles y que nada nos da una pista de dónde tenemos que ir. Y no tenemos tanto tiempo para curiosear.

Es cierto, pero hay algo sencillo que sí tiene sentido hacer:

https://www.google.es/search?q=ビデオゲーム店&tbm=isch

Buscar imágenes nos proporcionará una información básica, superficial tal vez (sólo visual, sin explicaciones), pero aprovechable.

 

Conclusión

La barrera idiomática no es un obstáculo invencible en un entorno como la web, donde tenemos:

  1. Traductores automáticos
  2. Información no textual
  3. Pautas de diseño globales

La información obtenida, por limitada que sea, puede ser sorprendentemente mejor de lo esperado.

Por qué Google ha cerrado Reader (¡festival del humor!)

Las explicaciones de un directivo de Google sobre el cierre de su lector de RSS, Google Reader, me producen, en primer lugar, desconcierto, para pasar luego a la admiración,  admiración ante su desfachatez para vendernos ruedas de molino.

[RSS] is a passive news-getting experience. With its updates to Now and Plus, Google wants its readers to take this more active approach to news consumption.

Ok. El usuario de RSS es pasivo, ¿y cuáles son los nuevos hábitos de lectura activa que Google quiere fomentar? Los siguientes:

pervasive means to surface news across [Google's] products to address each user’s interest with the right information at the right time via the most appropriate means

¿La información correcta emerge?

Google Now‘s approach is to leverage artificial intelligence techniques to learn your tastes and habits so it can deliver headline news you’ll want to read, when you want to read it.

¿Confiar en la inteligencia artificial de un algoritmo en un centro de datos muy, muy lejano caracteriza al usuario activo?

it can take advantage of device sensors to consider data like your location, the time of day, and whether you’re stationary or on the road

¿Tener el GPS y el reloj del portátil o móvil funcionando caracteriza al usuario activo?

the old standard behaviors of news consumption over breakfast along with a leisurely read at the end of the day

¿El lector de RSS se utiliza igual que el periódico de la mañana de los últimos dos siglos? ¿Han oído lo que dicen sus propios ex-usuarios?

Lo que Google quiere es proporcionarnos un flujo de noticias constante, automatizado, e inteligente, sin que nosotros nos suscribamos a fuentes. Esto no difiere en nada de lo que Zite o Prismatic llevan años haciendo. Probablemente Google, con su ejército de estadísticos y su infraestructura de guerra total, acabe obteniendo mejores resultados. Pero seguirá siendo un usuario pasivo, mucho más pasivo que el usuario de Google Reader, cediendo su agenda informativa a un mediador con sus propios sesgos e intereses.

El mismo énfasis en las noticias indica un sesgo notable. Los lectores de RSS no se usan exclusivamente para noticias, puede que ni siquiera principalmente. Reader era un lector: indica lectura, texto, literatura. Va mucho más allá de las noticias y elementos efímeros.

El énfasis en lo efímero indica que lo que Google quiere es beneficiarse de la infoxicación, no fomentar la frugalidad informativa. Google es un medio de comunicación de masas como los de siempre.